sábado, 6 de mayo de 2017

Carrera de obstáculos para el ULE Sprint León

Carrera de obstáculos para el ULE Sprint León

El club leonés, favorito al ascenso a División de Honor, no tiene pista a siete días de disputar la segunda jornada.


MIGUEL ÁNGEL TRANCA | LEÓN
Favorito al ascenso a División de Honor femenina y sin una pista homologada de ocho calles en la que poder competir. Con ese escenario se encuentra el ULE Sprint León. Con un trayecto notable a nivel deportivo que durante varios años le llevó a militar en la máxima categoría de este deporte en cuanto a clubes, el futuro aparece con nubarrones que amenazan su continuidad.
Sin poder contar con una pista de ocho calles lo que le ha llevado a tener que trasladarse a Valladolid cuando ejercía de anfitrión, el último obstáculo le ha llegado justo cuando, después de la primera jornada se había situado como uno de los líderes. Y eso que tuvo que mostrar sus bazas en Valladolid.
En ese mismo escenario esperaba competir el próximo 14 de mayo en la segunda entrega de un cuadrangular que sin duda debía encaminarle a la final donde se juega el billete para la División de Honor. Hasta ahí todo parecía ir bien encaminado a pesar de que desde hace años (seis) sobre el club pesaba un aviso federativo con sucesivas prórrogas que le instaba a contar con una pista de ocho calles (el Hispánico sólo dispone de seis) si quería seguir en la competición.
Pero las luces de alarma se encendían el jueves cuando, como anfitrión de la segunda jornada (circunstancia que corresponde al ganar la primera criba), se encontraba con la negativa de Valladolid a cederle la instalación dado que en ella se iba a disputar otra competición. Había que buscar un escenario alternativo también homologado y cercano a León para que el trastorno económico no fuera importante. Y también para informar a los otros tres clubes rivales a donde debían dirigirse. Burgos parecía la solución, también de prestado, pero los responsables de dicha pista también declinaban esa posibilidad debido a que también iba a estar ocupada.
La situación, esperpéntica para un club que cuenta con una base brillante de atletas y que desde hace años se ha convertido en uno de los referentes a nivel nacional, se complicaba por momentos. Sin pista a siete días vista. Y con clubes como el insular del Caja Canarias cada vez más molesto e impaciente a la espera de concretar el lugar de la competición para poder adquirir los billetes de avión y reservar las habitaciones. El Monzón de Zaragoza y el Celta de Vigo también mostraban su inquietud a un Sprint León que a pesar de las gestiones de sus responsables se encontraba ayer sin una solución. Incluso se planteaba la posibilidad excepcional de solicitar a la Federación Española la opción de poder disputar la jornada en el Hispánico dividiendo cada serie en dos (circunstancia que también debería pasar por el beneplácito de los clubes participantes).
«Desde hace seis años que ascendimos a División de Honor la Federación nos ha reiterado la obligatoriedad de contar con una pista de ocho calles. Nosotros lo hemos intentado pero a quienes corresponde, en este caso las administraciones, no nos han dado soluciones. Y ahora la Federación y muchos clubes nos consideran un equipo molesto porque siempre que tenemos que ejercer como anitriones le suponemos un quebradero de cabeza. La amenaza de que nos desciendan está ahí. Y eso que aspiramos a recuperar un sitio en la División de Honor. La situación es dramática e incluso puede llevar a nuestra desaparición».

0 comentarios :